CONVERSACIONES.   N° 1.  Las tres leyes del Espíritu.

Yogacharya Eric Manquez conversa con una alumna que ha comenzado el  curso de formación de instructores.

Yogacharya Eric Manquez

PURNA YOGA Escuela Advaita Yogacharya Eric Manquez

Cuando se habla, corrientemente, de ser más consciente, con expresiones como; en mi adolescencia yo era muy inconsciente y ahora que soy adulto soy más consciente, esta o aquella persona es inconsciente de sus actos, etc., frecuentemente se refieren que la persona es más Responsable, de su conducta, o pensamientos y creencias o sus sentimientos.

Nosotros ya somos consciente, prueba de ello es que en la vigilia y en el sueño,  en ningún momento tú dices: Ah ya, estoy lista, ahora que desperté me voy a hacer consciente, un dos tres ya, ahora soy consciente. Cuando despiertas al sueño te pasa lo mismo, Ser consciente TE ACONTECE, TU NO LO HACES, puedes ser selectivo, hasta cierto punto, en donde  pones tu ATENCIÓN y con ello Te Haces Consciente de donde tu Atención esta. Sin embargo, la Consciencia es un  acto espontáneo que nos acontece.

Lo que uno aprende con la práctica de yoga es a tomar Responsabilidad sobre lo que me acontece, en mi vida; mi conducta, mis sentimientos y emociones, mis pensamientos, mis recuerdos, mis expectativas, mis fantasías, mis creencias, mis valores.

Primero debo Aceptar el acontecimiento así como es y ser Responsable, de los pensamientos, emociones y conducta que me suscitan es de Mi Exclusiva Responsabilidad. De modo que, pueda comprender que nací solo y moriré solo, sueño solo y despierto solo, respiro solo para mi, y así todas mis funciones orgánicas mi cuerpo lo puede hacer solo para mi, cuando puedo darme cuenta de este hecho solitario, también me doy cuenta de la bendición que es poder amar a otro, compartir con el otro, que puedo ser para el otro desde mi. Esto se llama Servicio, puedo servir al otro porque en estos actos me completo humanamente, con el otro comienzo a ser pleno en el mundo, en la medida que sirvo, con la  cara llena de risa y el  corazón contento.

Las tres leyes del Espíritu:

1.- Aceptación

2.- Responsabilidad

3.- Servicio

Que dificultades vemos en las personas corrientemente?

No Aceptan los acontecimientos, se niegan, rezongan, se pelean con aquello que está sucediendo. Sin comprender que los acontecimientos que se nos presentan en la vida (situaciones, personas y cosas) algunas son para modificarlas, otras para solo observarlas y otras para no tomarlas en cuenta.

El Sabio conserva la serenidad de su mente pues coopera, todo el tiempo, con las circunstancias.

El correlato  es; Aceptar, Hacerse Responsable y luego coopera con lo que está ocurriendo, estar al Servicio de lo que demanda el  espíritu de la ocasión.

La no Aceptación de los acontecimientos hace que la persona disfrace el  acontecer y sus recuerdos, creencias y valores, hipotecando la vida a una falsedad, esto demanda esfuerzo y tensión. Y como No Me Siento Bien, también he de negar mis sentimientos y emociones.  Esto lo siento como sufrimiento moral, como angustia de la existencia.

Y cuando la mente sufre el cuerpo paga. Entonces, aparecen diversos síntomas en el cuerpo, llamados psico-somáticos, producto del estrés. Y esto no apareció de la nada, por generación espontanea. Esto me lo  hago yo, por negar lo que me acontece.

Si puedes ver que el problema humano No Es, si es más o menos consciente sino, cuan Responsable puede ser en su vida cotidiana.

Primero debe Aceptar, y esto no quiere decir un acto pasivo de no hacer nada. Por el contrario es un acto que me demanda una acción o una inhibición de la acción Responsablemente.

Y el  estar al  Servicio del acontecer tampoco quiere decir con cooperar ciegamente, siempre está aquí la Responsabilidad que nos compete para la resolución de la situación presente, esto es lo que se llama inteligencia.

De modo que, en el modo coloquial del uso del  término, ser más o menos consciente, en realidad el concepto alude al  término Responsabilidad.  La Habilidad para Responder.

Para esto hay que estar Atento, entonces, la tarea principal en el  Yoga es fortalecer la capacidad de Atención, para que no nos pasemos gatos por liebre, Pues la Atención permite el  Acto de Consciencia, y con ello podemos Aprender a Aceptar el  acontecimiento, para Hacernos Responsable de lo que Nos Acontece (la situación que nos interpela y lo que nos suscita internamente, pensamientos sentimiento-emociones e impulso a la  acción), para cooperar con ello, como si fuera un acto de Servicio.

La mayor parte del  tiempo, no estamos Atento y con ello Consciente, sino que pasamos la vida en un estado de Consciencia Crepuscular. Nos Hablamos a Nosotros Mismo Todo el Tiempo, Negando el  Acontecer, pues nos saca de nuestro vagabundeo de la mente en el cual damos forma a lo que creemos del mundo y lo que  creemos de sí mismo. Adornamos la realidad presente en nuestra mente, la disfrazamos, y cerramos el  ciclo hipotecando las emociones y la conducta al dictado, al mandato de una Fantasía. Y como el  mundo es como es y no obedece a tus fantasías, nos peleamos con él y ponemos bajo sospecha cada situación, persona o cosa del mundo, pues solo confió en mí dialogo interno, en  su eterna circularidad egoísta, pidiendo al mundo que refleje LO QUE YO QUIERO.

Cuando se vive en esta esclavitud de la mente, la gente busca la libertad. Si supiera que siempre es consciente no buscaría ser más consciente, si ya lo es. Vivimos en ella. Es como el  espacio, nos envuelve y nos traspasa.

La esclavitud está en la mente. Esto provoca una percepción de sí mismo y del mundo, con un sesgo idiosincrático, que en su desconfianza provoca esta angustia  de la  existencia y hace que el  cuerpo se apriete, resistiendo, luego se entumece y luego se olvida, y se acarrea.

El Asana, preguntas tu, en que nos ayuda a ser más consciente.

Esto deriva de la pregunta anterior:  ¿Que produce más concentración o calma mental, realizar asanas mas avanzadas o mantener una asana básica mayor tiempo?

El Asana más avanzada o más básica, mantenida más a menos tiempo, te provee de algunos beneficios, y respecto de la concentración, si bien es cierto que demanda cierta concentración y ella es mejorada,  no provee necesariamente  Calma en la Mente. No hay que confundir endorfina circulante con calma de la mente. En la primera, se pasa la sensación placentera cuando disminuye la  exigencia orgánica, en la segunda, cuando se logra permanece como un estado natural, no depende del  ejercicio, del asanas en este caso, ni menos aun de la endorfina circulante. El asana tampoco nos ayuda, necesariamente, a ser más consciente.

El inconvenientes, que se puede ver, de las asanas llamadas avanzadas, que el mayor beneficio que tienes, es aumentar la  auto importancia de quien las realiza, y el ego se infla. Como en la película de Roman Polanski, la Danza de los Vampiros, el científico que va a  investigar la existencia de los vampiros.  El nunca los ve, su ayudante si. Los Vampiros están ahí pero él no los ve. Se regresa convencido  que no existen, sin embargo, contribuye a que se esparzan por el mundo. Esto puede suceder con las llamadas posiciones avanzadas, que pasa a  ser sinónimo de complejas y con más esfuerzo. Y corremos el riesgo de galopar en una y otra y otra asana más compleja, y de lo único que el practicante va a tener más, es autoimportancia. El atleta de las asanas. Esto puede pasar con cualquier técnica.

Cuando sueñas, el hacer más asanas avanzadas o más simple no te despierta, en la vigilia tampoco.

Sin quitar merito a las posiciones sencillas o avanzadas, que mejoran la concentración, el cutis y la digestión y, además, la endorfina circulante nos da una sensación de bienestar.

En las asanas y en todas las técnicas de yoga, como en cualquier oficio, cuando lo hace un experto, que lo hace excelente: MENOS ES MAS.

Para la Calma de la Mente, y con ello disfrutar la Plenitud de la vida, lo primero es la comprensión del  Fenómeno Humano, aquello que somos, sin la respuesta fácil y lejos del lugar común.

El cuerpo entumecido y olvidado, necesita ser recuperado, por esto se ocupa el asana. Recuperando las posibilidades motrices y el placer del movimiento. En esta como en otras técnicas de yoga,  se necesita más inteligencia que esfuerzo.

Para salir de la indigencia emotiva, que abunda en nuestra sociedad, con sus penas, rabias y angustia, que solo ve la  felicidad en la adquisición de bienes, que hasta en fantasías espirituales y energías circumbirumbica para despertar la  consciencia, se adquiere como otro bien, que al final del día no nos provee de la Plenitud que buscamos. Para esto es bueno pensar y luego comprobar que Dios es bueno  a pesar de todo y El  sabe y dirige mi destino, de modo de Aceptar mi vida cotidiana así como  es y Servir a Él, que es Lo Unico Existente. Cuando no le temo, no  siento miedo ni angustia. Sankaracharya dice; que no hay que confundir la soga con la serpiente. Si te confundes y ves una serpiente, puedes morir de susto. Si no rehúyes el momento presente, esto es, Aceptar, veras solo una soga, no producirá ningún miedo. Hasta puedes verle su utilidad.

Cuando la mente sufre el cuerpo paga.

Si la mente está en calma es porque el valor que le das a las situaciones, personas y cosas, no te asusta, son aceptadas así como son. Soy Responsable de ellas y coopero con ellas, les sirvo. Porque en última instancia Es Dios disfrazado de aquello con lo que nos relacionamos. Entonces, puedo disfrutar la Plenitud de estar  vivo, el cuerpo está atento y relajado, como un niño interesado. Esto es Jesús en los brazos de Maria. Esto es Bala Krishna. Confía, Dios nunca se ha ido, solo Dios basta, dijo Santa Teresa.

Como consecuencia de este chichareo de la mente, terminamos teniendo una idea de cuerpo y olvidando el cuerpo real, ejemplo; el adolescente,  cree más en el cuerpo que ve en el espejo, con el cual quiere ser reconocido, que en las sensaciones propias de su cuerpo. La moda hace uso  de esto. Debes haber escuchado:  Para se bella hay que ver estrellas. Y no se refieren a una visión cósmica, sino al  dolor que se debe ocultar y luego olvidar.

Cuando las Asanas se tiñen con el entrenamiento deportivo, se tiende a buscar el rendimiento y el  mejorar hasta el infinito las marcas para tener el orgullo de ser campeón. Y las lesiones y el  dolor que producen se muestran como trofeos.

Cuando se tiñe con la danza, las sensaciones del cuerpo están en función de la emoción y belleza expresada y que conmueven al público, olvidando los dolores que esto pueda provocar. Sangrado de los pies de las bailarinas, las rodilleras que algunos deben usar para disminuir el dolor durante la ejecución de su arte.

Este uso de la corporeidad no tiene nada que ver con las Asanas. Lo que se busca, es más parecido al bostezo que demanda un estiramiento espontáneo, en el cual te pones a disposición, de lo que el cuerpo indica, este estiramiento gozoso y placentero que va más allá de tu voluntad, tu no lo haces. Solo puedes ponerte a disposición y la vida del  cuerpo te indica que hacer, te inunda. Esto equilibra el sistema nervioso autónomo y mejora la propiocepción.

Como un dato, tenemos más terminales nerviosos en las articulaciones que en los músculos, de modo que para recuperar la propiocepción es más importante el movimiento simple de la  articulación que la fuerza muscular. Volvemos a lo  que dije antes, es más inteligencia que fuerza.

En el Purna Yoga de la Escuela Advaita, siguiendo la Tradición, su objetivo es despertar a la Plenitud de Lo Absoluto, PURNA BRAHMAN. Y, como  dijo Sri Aurobindo, manifestar la vitalidad del  Espíritu en el mundo. Que no es más que nuestra vida cotidiana. La del lunes por la mañana apurados, con los niños al colegio, y luego al  trabajo. Y del viernes por la tarde, cansados de vuelta a casa. O cenando con los que quieres, etc., etc., etc. … No es el carro de Elias bajando  del cielo, ni los ángeles deleitándote con su sonido  de trompetas, como tampoco son los jinetes del apocalipsis anunciando el  acabo  de mundo, con las pestes del horror. La vida está aquí, en toda su plenitud en el momento que lees estas líneas. Confía, ni dentro ni fuera de ti esta el demonio a punto de caer  sobre ti, con una sonrisa maléfica. Solo es la consciencia de Dios como tú y como cada objeto que nos  rodea. Como  en el sueño, tú, como  el yo-sujeto  del sueño y cada objeto, situación o cosa es tu propia consciencia de soñante que se manifiesta como cada cosa y como  totalidad, no eres más que tu.  Así que no hay de que asustarse.

Cuando obtienes Calma en la Mente, lo demás es lo de menos. Es la  condición que permite el  disfrute, el gozo, la dicha de estar vivo y es independiente de las circunstancias.

Yoga es Unión, que se manifiesta en la Plenitud, Purna, y permite el gozo de la vida.

Sin yoga no hay boga y sin boga no hay yoga. Nada puedes gozar sin esta la Plenitud de Lo Uno.

La excelencia del Yoga en sus aspectos conceptuales y en las técnicas que derivaron para obtener  la Plenitud, en este Fenómeno Humano que nos Acontece, siempre es:

Más maña que fuerza y lo Simple es lo Mejor.

Para terminar, amiga mía;

Despacio que vamos Rápido.

 

Eric Manquez

Yogacharya

www.purnayoga.cl

escuelaadvaita@gmail.com

Los comentarios están cerrados.